Desmonetización inducida por Bitcoin

Este artículo es sobre la desmonetización del dinero inducida por Bitcoin, o hiperbitcoinización, que es lo que va a sufrir cualquier moneda estatal que se interponga en el camino de Bitcoin hacia su expansión global. A medida que Bitcoin la reemplace, la moneda en cuestión perderá valor rápidamente. ¿Cómo lucirá un evento como éste, y cómo puede ser entendido económicamente?

Comparación con la hiperinflación

La palabra desmonetización describe el proceso por el cual las personas dejan de usar un determinado bien como moneda, y la hiperinflación es el tipo de desmonetización que ocurre cuando el gobierno aumenta la masa monetaria a un ritmo acelerado. La hiperbitcoinización viene a ser otro tipo de desmonetización, aunque superficialmente lucirá similar a la hiperinflación. En ambos casos, los precios expresados en la moneda condenada se dispararán hasta que esta deje de existir.

Hay dos diferencias esenciales entre la hiperinflación y la hiperbitcoinización. La primera es que una moneda en proceso de hiperinflación enfrenta una competencia limitada con otras monedas, mientras que la hiperbitcoinización ocurre precisamente debido a la competencia con Bitcoin. Esto se debe a que los controles impuestos al flujo de capitales son mucho más eficaces con otras monedas estatales que con Bitcoin; los bitcoins pueden cruzar las fronteras muy fácilmente y competir con cualquier moneda.

La segunda es que en un contexto de hiperinflación, el gobierno expande la oferta monetaria para superar las expectativas de inflación de la gente. La desmonetización se produce como resultado de esta destructiva interacción. Por el contrario, un evento de hiperbitcoinización no tiene por qué ir acompañado de un cambio en la oferta de ninguna de las dos monedas.

A medida que el gobierno se acostumbra a inflar la masa monetaria, la gente se acostumbra a anticipar el consecutivo aumento de precios. Esto impide al gobierno sacar provecho de la inflación, y para obtener el mismo efecto de antaño debe inflar aún más. Una vez que la gente anticipa una inflación tan alta ​que no puede deshacerse lo suficientemente rápido de su dinero, este pierde todo su valor, y por lo tanto deja de funcionar como moneda.

As the government forms a habit of inflating the money supply, its people form a habit of anticipating rising prices. This prevents the government from gaining as much each time it inflates. Thus, to get the same kick, the government must inflate more. The money loses value once people anticipate such heavy inflation that they can’t spend it fast enough and it no longer functions as a currency.

La hiperinflación es el resultado de un “emprendimiento gubernamental”, en el sentido de que supone una intervención contínua para impedir el establecimiento de un equilibrio. El gobierno debe cambiar contínuamente su propio comportamiento para mantenerse por delante de sus gobernados. En el momento en que la gente comienza a anticipar la política futura del gobierno, este debe cambiar dicha política mediante el aumento de la tasa de inflación.

La hiperbitcoinización es una transición voluntaria de una moneda inferior a una superior, y la adopción de la segunda es el resultado de la iniciativa de millones de individuos, en lugar de la iniciativa de un agente monopólico intentando estafar a millones.

¡Vaya, usted ha sido bitcoinizado!

Sobre la base de esas dos diferencias, predigo lo siguiente:

  1. Un proceso de hiperbitcoinización será mucho más rápido que uno de hiperinflación. Tengo dos razones para creerlo. En primer lugar, el gobierno tendrá enormes dificultades a la hora de impedir la entrada de bitcoins al país, dada la impotencia de los controles de capitales sobre una moneda peer to peer. En segundo lugar, la hiperinflación es un intento de engañar a una población crecientemente desesperada, mientras que la hiperbitcoinización será un proceso bastante regular y previsible (al menos en comparación). La gente verá con facilidad qué es lo que le conviene hacer, y las decisiones de más y más personas acelerarán la transición. Por muy rápida que sea la hiperinflación, la hiperbitcoinización será aún más rápida, tanto que sorprenderá a casi todos.

  2. La hiperbitcoinización no afectará a la economía del mismo modo que la hiperinflación. La moneda es el instrumento de la división del trabajo, y la hiperinflación la torna cada vez menos fiable, obligando a la gente a usar cualquier alternativa disponible. En un contexto de hiperbitcoinización, las personas pasan de utilizar una moneda fundamentalmente inferior a una superior, mientras que en un contexto hiperinflacionario la gente sólo pasará a utilizar una nueva moneda una vez que la antigua moneda llegue a ser aún peor que alternativas tales como el oro o el detergente. La hiperbitcoinización traerá consigo un rápido incremento de la productividad y la riqueza.

La hiperbitcoinización probablemente será una etapa confusa, como una segunda adolescencia. Sin embargo, una vez concluida nadie va a ser capaz de entender cómo es que logramos sobrevivir al sistema anterior.


Bitcoinbody

(Ilustraciones originales por el autor)


Traducción por Majamalu de ElBitcoin.org

Leer texto original, en inglés







comments powered by Disqus